En Todo Costura nos aseguramos de que nuestras máquinas de coser industriales lleguen a su destino en buen estado y perfectamente aseguradas.
Todas las máquinas industriales son montadas en nuestras instalaciones y probadas para certificar su buen funcionamiento.
Tras comprobar que las máquinas están en perfectas condiciones son introducidas en jaulas de madera que las protegen de golpes o caídas durante el transporte.
Seguidamente se plastifican las jaulas para evitar que otros objetos exteriores puedan golpear las máquinas y tampoco puedan ser manipuladas antes de llegar a su destino.
A continuación les mostramos imágenes del proceso.